Cómo proteger tu sitio de un ataque de SEO negativo en 6 pasos

Aparecer en la primera página de resultados de Google es cada día más difícil. Salta a la vista. Ya no es solo que en algunos nichos de mercado se haya convertido en una tarea titánica ‘colarse’ entre los diez primeros resultados de búsqueda, sino que, también, el propio Google parece empeñado en ponérnoslo más complicado aún. Resultados enriquecidos, anuncios de PPC en la parte superior e inferior de la pantalla, respuestas a preguntas y un largo etcétera conviven hoy en día con los tradicionales resultados orgánicos. Ante tales dificultades, es normal que algunos tiren de armamento pesado para mejorar el posicionamiento de su negocio… y de paso destrozar a su competencia. Es aquí donde entra en juego el SEO negativo.

La explosion del sept Baelor, en Game of Thrones.Como Cersei Lannister en la sexta temporada de Game of Thrones, los practicantes de SEO negativo quieren aplastar a su competencia.

¿Qué es el SEO negativo y por qué debería preocuparte?

Se entiende como SEO negativo aquellas prácticas asociadas normalmente al Black Hat que son utilizadas para destruir el posicionamiento orgánico de nuestra competencia. Existen infinidad de técnicas que se están utilizando para tales fines (como incrementar el número de enlaces spam o copiar el contenido de nuestra web en múltiples sitios), pero estas son, desde nuestro punto de vista, las principales:

  • Hacerse pasar por nuestra empresa para solicitar la retirada de nuestros mejores backlinks
  • Enviar centenares de enlaces spam hacía nuestra web
  • Redistribuir nuestro contenido en otros sitios
  • Enviar rastreadores para reducir nuestra velocidad de carga
  • Crear falsos perfiles sociales para arruinar nuestra reputación online
  • Hackear nuestra web para introducir etiquetas ‘no index, no follow’ así como enlaces spam
  • Crear falsos comentarios sobre nuestros productos/servicios

Asusta, ¿verdad? Pues el uso de estas tácticas está, lamentablemente, muy extendido. Como decíamos, la competencia por aparecer en las primeras posiciones es atroz y para una empresa la diferencia entre estar posicionada en la primera o en la segunda página de resultados se traduce en miles de euros perdidos. ¿Cómo protegerse ante estas técnicas desleales? Sigue leyendo, evitar ser víctima de estos ataques es más sencillo de lo que parece.

 

¿Cómo prevenir un ataque?

El golpe esperado resulta menos duro.

— Catón

Y es que, como tantas otras cosas, una buena prevención será siempre tu mejor defensa. Si tomas las medidas de prevención adecuadas, las personas ajenas a tu organización lo tendrán mucho más difícil para acabar con el posicionamiento orgánico que tanto esfuerzo te ha costado conseguir. Estos son los seis pasos preventivos que te proponemos:

1) Configura un sistema de alertas

La Google Search Console (GSC en sus siglas) es una de las mejores herramientas para controlar que un sitio web se encuentra saludable. Si configuras sus alertas, recibirás un correo cada vez que:

  • Tu sitio haya sido hackeado
  • Aparezca impuesta una penalización manual
  • La propiedad cuente con un nuevo propietario

Activarlas es muy sencillo, basta con que hagas clic en ‘Preferencias de Search Console’ (en la esquina superior derecha).

Configurar las alertas de la Google Search Console es muy sencillo.

Y actives a continuación las ‘Notificaciones por correo electrónico’.

Con estos dos sencillos pasos tendrás configurado ya un potente sistema de alertas en GSC.

Con estos dos sencillos pasos tendrás configurado un potente sistema de alertas para hacer frente a potenciales hackeos.

2) Monitoriza con frecuencia tu perfil de enlaces

Si te dedicas a esto del marketing digital, esta recomendación puede parecerte algo obvia, pero monitorizar con regularidad el perfil de enlaces es algo que muchas empresas no suelen hacer. Y luego, claro, sucede lo que sucede: sitios web hinchados artificialmente a enlaces tóxicos que, en ocasiones, también son usados con fines lucrativos. Los resultados son dramáticos: penalizaciones por parte de Google, pérdidas de posición en las páginas de resultados y retroceso de la mayoría de indicadores en general.

El hackeo de una web es unde las técnicas de Black Hat SEO que más daño nos pueden hacer.

La captura superior muestra el volumen de enlaces entrantes de un sitio que fue hackeado a principios del presente año. Como puedes ver, el aumento fue espectacular (de 138 enlaces entrantes a más de 3.000) en muy poco tiempo, lo que sumado al perfil tóxico de los enlaces trajo consigo una penalización manual por parte de Google difícil de evitar. De haberse detectado a tiempo, el daño hubiera sido mucho menor.

3) Asegura tus mejores backlinks

Los enlaces continúan siendo el primer factor de posicionamiento para Google. Lo comentó a principios del presente año Andrey Lipattsev, Search Quality Senior Strategist en Google, y es algo que deberías tener siempre muy presente. Así que prevenir un ataque es, sobre todo, cuidar de nuestros mejores enlaces. Y eso implica lo siguiente:

  • Utiliza siempre correos corporativos a la hora de cerrar colaboraciones. ¿Por qué? Simple: siempre será más fácil suplantar tu identidad si usas un correo genérico (gmail, outlook, etc.) que uno corporativo (tunombre@elnombredetuempresa.com) .
  • Monitoriza con mayor frecuencia tus mejores enlaces. El objetivo es controlar que no se pierde ninguno de los importantes. Mientras más grande sea un sitio, más difícil será detectar posibles pérdidas, por lo que te recomendamos que utilices alguna herramienta de automatización (como SE Ranking o Monitor Backlinks, por citar algunas).

4) Mantén tu CMS siempre actualizado

Sobre todo si usas WordPress, cuya amplío uso en todo el globo (atesora entre el 50 y el 60% del mercado global de CMS) lo convierte en uno de los principales objetivos de los hackers. Acceder a un CMS desactualizado es mucho más sencillo que a uno que sí lo esté, por lo que mantenerlo siempre actualizado a la última versión es algo más que prioritario.

Tanto si usas un CMS como si no, es asimismo recomendable instalar un sistema de autenticación en dos pasos, que dificulte aún más si cabe los intentos ajenos por acceder a nuestro sitio.

La autentificación en dos pasos de WordPress es una buena solución para proteger tu web frente a posibles hackeos.
WordPress ofrece a sus usuarios un sistema de autenticación en dos pasos

5) Busca contenido duplicado en la web

Duplicar el contenido de una sitio web por toda la red es uno de los pasatiempos favoritos de los practicantes de SEO negativo. Como bien sabes, el contenido duplicado es uno de los principales factores que provocan la penalización de un sitio, con lo que harías bien en tener controlado el tuyo. Huelga decir que si la mayor parte del contenido de tu sitio está siendo objeto de duplicidad en la web más posibilidades tendrá de ser penalizado en los rankings.

¿Cómo controlar si nuestro sitio está siendo objeto de este tipo de ataque? Aunque haciendo una búsqueda en el buscador con los comandos adecuados sería más que suficiente, te recomendamos que uses alguna herramienta para agilizar el proceso; como http://copyscape.com/, que facilita la búsqueda de contenido duplicado.

6) Utiliza la herramienta Disavow de Google para deshacerte de los enlaces spam

Hasta ahora solo habías utilizado la herramienta Disavow de Google en casos de penalización manual, ¿verdad? Pues deberías también acostumbrarte a utilizarla para desautorizar a todos aquellos enlaces spam que amenacen la reputación de tu sitio, exista o no penalización. Al menos es la recomendación que el propio  Matt Cutts hizo en un reciente vídeo.

Desautorizar los enlaces tóxicos debería pues convertirse en una tarea recurrente en tu organización.

Toda protección es poca

Si bien es cierto que las acciones que te hemos propuesto fortalecerán tu sitio, también lo es que el seo negativo existe y que lamentablemente va a continuar existiendo. Obvio: supone un atajo fácil y cómodo a las preciadas primeras posiciones de la página de resultados de Google. Pero si a las acciones propuestas le sumas una sólida estrategia SEO que, además, esté cimentada sobre un decálogo de buenas prácticas será mucho más difícil que tu sitio acabe siendo víctima de un ataque.

Pedro Flores, SEO Manager en Berepublic

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Email